El contralor general de la República, Federico Humbert, advirtió ayer a la Caja de Seguro Social (CSS) y al Ministerio de Salud (Minsa) que cumplan con los debidos procesos en la compra de los medicamentos porque esa institución se ceñirá cien por ciento a lo que dice la ley.

Humbert explicó que la Contraloría no permitirá que, a través de tecnicismos, se elimine competidores porque eso impide que el Estado pueda comprar eficientemente la mayor cantidad de medicamentos, al mejor precio.

‘Es importante que la CSS y los centros de salud y las instalaciones médicas del Estado (del Minsa) tengan la cantidad necesaria de medicamentos’, subrayó Humbert, ayer, durante la entrega de las órdenes de proceder de diversos proyectos refrendados por la Contraloría.

La advertencia surge luego de que, el año pasado, surgiera un fuerte conflicto entre la CSS y el Minsa por la compra de medicamentos biológicos y sustancias controladas.

Ambas compras públicas sumaban cerca de $275 millones y había más de una veintena de empresas interesadas en este negocio.

El conflicto legal surgió cuando en el pliego de cargos de ambas licitaciones la CSS puso como requisito la aprobación, por parte del Minsa, de los certificados internacionales de la Agencia de Administración de Alimentos y Drogas (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para los aspirantes a competir en la licitación. Pero, Farmacias y Drogas del Minsa se negó a ejecutar la petición de la CSS.

La adquisición de los medicamentos biológicos para la CSS, que ronda un valor de $96.8 millones, puso una tercera condición a los proponentes: comprobar que durante cinco años le han suministrado las drogas al sistema público de salud y que no se hubiesen reportado afectaciones en los pacientes. La CSS aún mantiene la licitación en Panamá Compra.

Fuente: http://laestrella.com.pa/