SANTO DOMINGO. – Debido a las dimensiones del Huracán Irma que posiblemente impactará en los próximos días el territorio de la República Dominicana, las autoridades de salud han adoptado medidas de emergencias y han compartido mensajes preventivos para que la población se mantenga a salvo antes, durante y después de este fenómeno hidrometeorológico.

 

En ese orden, el Ministerio de Salud reunió esta mañana, 4 de septiembre, el Comité de Operaciones de Emergencias en Salud (COES) y de inmediato activó un Plan de Prevención y Respuesta ante el posible paso del huracán. Allí determinó orientar al nivel desconcentrado de rectoría para mantener el control vectorial y de toda situación que pueda degenerar en brotes de enfermedades.

En este encuentro, encabezado por la ministra de Salud, la Dra. Altagracia Guzmán Marcelino se estableció fortalecer las capacidades del Comité de Respuesta a Urgencias y Emergencias en Salud (CRUES), y realizar un balance de las existencias en almacén de materiales e insumos médicos para suministro a las Direcciones Provinciales y de Áreas de Salud (DPS/DAS).

De su lado, el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), aseguró que los hospitales que conforman la Red Única Pública toman todas las medidas preventivas para dar una respuesta rápida a la población.

 

Rodríguez Monegro explicó que impartió instrucciones a los SRS para que envíen oportunamente medicamentos y suministros a los hospitales de modo que tengan abasto por más de 72 horas, plazo o media en que pueden operar sin recibir ayuda externa, en caso de que la comunidad donde estén ubicados quede aislada.

 

También informó que el SNS activó su Comité de Emergencia y su Centro de Operaciones de Emergencia de Salud, que tiene la misión de dar seguimiento a los eventos que pudieran presentarse durante el paso del fenómeno meteorológico.

Medidas de prevención emitidas por el Ministerio de Salud

1.- Asegurar puertas y ventanas, eliminar de los techos objetos que representen peligro para la integridad física de las personas a causa de los vientos y lluvias.

2.- Recoger y eliminar los desechos sólidos (basura, objetos inservibles) en sus viviendas y entorno.

3.- Eliminar envases que pudieran acumular agua, limpiar techos y zanjas.

4.- Ubicar a tiempo los centros de salud más cercanos y mantener al alcance un botiquín de emergencia para cualquier contingencia.

5.- Guardar alimentos que puedan conservarse fuera de la nevera, para consumir sin necesidad de cocinar.

6.- Almacenar agua en cantidad suficiente, en envases limpios, purificarla con cinco gotas de cloro por galón y dejarla reposar 20 minutos antes de consumirla.

7.- Trasladar a las personas que viven cerca de ríos, arroyos y cañadas, mantener vigilado el aumento del nivel del agua y posibles deslizamientos de tierra.

8.- En caso de ser evacuados por las autoridades portar sus documentos de identidad y medicamentos necesarios.

9.- El MS también hizo una exhortación a la población para que esté preparada y colabore, aplicando las medidas de orientación recomendadas por la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) y del Centro Operaciones de Emergencias (COE).

Fuente: http://diariosalud.do/do